lunes, junio 07, 2010

Fin de Semana de Fútbol

Tal y como os adelantaba el viernes se puede decir que he pasado un fin de semana marcado por el fútbol.


El sábado estuve comiendo con Luisma y Carla en un restaurante italiano que han abierto hace poco es San Sebastian, La Tagliatella, un restaurante que es muy posible conozcáis aunque no hayáis estado nunca en Donostia, ya que se trata de una cadena de franquicias que tiene locales repartidos por diferentes ciudades. Yo personalmente lo había probado hace algún tiempo, y en varias ocasiones, en algunas de mis visitas a Lleida.

Y después de una suculenta, y ahí que reconocerlo, copiosa comida, nos pasamos por casa de Juanjo y Marta a ver el partido de la Real Sociedad contra el Cádiz, un partido que la Real debía ganar si quería mantener intactas sus posibilidades de ascender a la primera división.
Y la Real ganó, aunque el otro resultado que debía darse para que ese mismo día la Real se convirtiese en equipo de primera, que el Betis perdiese, no se dió, así que habrá que esperar a la semana que viene.


Y el domingo, como ya os dije, me tocaba trabajar en otro de los partidos importantes del fin de semana, el Real Unión-Levante, un partido del que logicamente estaban muy pendientes los seguidores de Irún, ya que el Real Unión debía ganar para seguir optando a mantenerse en la segunda división, y del que también estaban muy pendientes los seguidores de la Real Sociedad, ya que el Levante es el inmediato perseguidor de la Real en la clasificación de la segunda división. Por cierto, el equipo de Irún terminó ganando 2-1, así que todos contentos, menos claro esta, los seguidores del Levante.


Así que allí estuve, tocando botones y parámetros durante las casi dos horas de partido, aunque quiero aprovechar para especificar que al contrario de lo que piensa mucha gente, trabajar en un partido no es trabajar durante los 90 minutos que dura el mismo.

Yo por ejemplo estaba citado en el campo a las 4 de la tarde para las comprobaciones y ajustes previos al partido, que comenzaba a las 7 de la tarde, y una vez finalizado el encuentro, como habéis visto en otra imagen más arriba, quedaban las ruedas de prensa, con lo que estuve trabajando en el campo de 4 a 10 aproximadamente, no 90 minutos como sé que muchos se piensan.

Y caso diferentes por ejemplo es el de mis buenos amigos y compañeros de trabajo Mikel y Javi, los cuales a la mañana se encargaron del montaje de las cámaras y el cableado, y que una vez finalizado el partido tuvieron que quedarse a recoger después de haber trabajado de cámara en la retransmisión, con lo cual acabaron echando bastante más horas que yo.

Yo solo lo comento para que aquellos que ven los partidos desde casa no se piensen que somos unos privilegiados que solo trabajamos 90 minutos y que encima vemos los partidos en el campo.

2 comentarios:

gorka dijo...

Asi es Iñigo es un curro wapo pero el directo no tiene precio...a mi me flipa hacer futbol jeje
Un saludo y sigue asi q tu blog lo leo siempre

Ignigo dijo...

Gracias Gorka, es un placer saber que te pasas por aki.