martes, diciembre 29, 2009

Viaje a la Bretaña Francesa - 3º Día

Si habéis leído la crónica de los dos días anteriores (Crónica del segundo día aquí) recordareis que nos habíamos quedado durmiendo en La Isla de Ré, junto a La Rochelle.

Este tercer día, siguiendo la costumbre de días anteriores, nos levantamos bastante pronto, para ser exactos yo a las 7:30 de la mañana. Lo primero que hice fue acercarme a una pastelería que había a escasos 50 metros de la caravana y comprar el desayuno, de manera que a las 8:00 de la mañana ya estábamos desayunando y preparándonos para dar una vuelta por la zona.


Llovía y hacía bastante frio, pero eso no fue impedimento para que saliésemos a darnos una vuelta por la zona costera de la isla donde nos encontrábamos, Rivedoux Plage.


Era alucinante ver la gran cantidad de sacos de ostras que había en los muchos viveros que abarrotaban prácticamente toda la zona aprovechable de las playas. Y aunque he mirado algo en la red y no he encontrado datos sobre el tema, teniendo en cuenta la gran cantidad de ostras que allí había, estoy seguro que junto al turismo uno de las mayores actividades económicas de la isla tiene que girar alrededor de este molusco.

Después de contemplar la zona de la isla más cercana al puente, volvimos a la caravana, pagamos los 5 euros por la utilización del camping y a eso de las 10:45 cogimos carretera hacia Saint Martin de Re, una pequeña población que se encuentra más o menos en la mitad de la isla, a unos 15 o 20 kilómetros de donde habíamos dormido.


La zona era bonita y tranquila, pero teniendo en cuenta el tiempo tan desagradable que nos acompañaba pues como que no había mucho que hacer allí, así que nos dimos una vuelta por la zona del puerto y continuamos nuestro viaje.


Siguiente parada el Faro des Baleines (o Faro de las Ballenas en castellano), situado en la otra punta de la isla, en el extremo más occidental, junto a la población de Saint Clement des Baleines.

El faro propiamente dicho data de 1854, pero fue construido para reemplazar un primer faro de 1682, comúnmente llamado la Tour des Baleines (la Torre de las Ballenas). Con un tamaño más pequeño y un alcance insuficiente, la vieja torre, una de las más antiguas luces de Francia, está situada en las cercanías. El faro actual culmina a 57 metros de altura y tiene un alcance luminoso aproximado de 45 km. Y recibe este nombre ya que numerosos cetáceos venían antiguamente a encallarse en este lugar de la isla. La última vez que las ballenas se encallaron en masa fue en 1920.

Y una vez visitado el faro y sus alrededores volvimos atravesando la isla hasta el punto de partida de nuestra excursión por la Isla de Ré, Rivedoux Plage, donde esta el puente que nos permitió cruzar de nuevo a La Rochelle, por cierto, a la vuelta no se paga peaje.


A eso de las 13:00 llegábamos al pleno centro de La Rochelle, aparcamos en un parking céntrico (eso dí, de pago), que creo recordar se llamaba Parking Verdun, y nos preparamos unos huevos fritos y unas hamburguesas para coger fuerzas para nuestra próxima visita a la ciudad.

Como veis la comida no fue demasiado copiosa, así que para eso de las 13:30 ya estábamos pateando la ciudad de La Rochelle.


La Rochelle es una ciudad de unos 75.000 habitantes situada en la costa atlántica de Francia y aproximadamente equidistante de la punta de Bretaña y del País Vasco francés.


El casco viejo de la ciudad tiene hoteles del siglo XII, las torres (de la Chaîne, San Nicolás, en el viejo puerto, del Gran Reloj y de la Lanterne) son del siglo XIV y XV, el Ayuntamiento es de estilo renacentista, y la ciudad alberga muchos museos, entre ellos el museo acuático "L'Aquarium".


Recorrimos durante un rato la ciudad, visitamos la zona del puerto, del casco viejo y los alrededores del Aquarium. Y tengo que reconocer que tanto a Luisma como a mí nos encantó la ciudad, a pesar de como he dicho estas acompañados durante todo el rato de un frió intenso y una molesta lluvia.
El tema de las esclusas y puentes móviles con el que esta ciudad ha dotado a su zona portuaria es digna de mención, fue en esta ciudad donde realmente comenzamos a percatarnos de la importancia que tenían aqui las mareas.

A eso de las 16:00 comenzó a caer una fuerte tromba de agua, así que decidimos dejar nuestro paseo y ponernos nuevamente en carretera, esta vez con destino a Rennes, a unos 250 kilómetros

Eran más o menos las 19:30 cuando llegamos a Rennes, en un principio nos metimos en plena ciudad, pero enseguida nos dimos cuenta de que en aquella ciudad tan grande había poco que ver y demasiados problemas para aparcar la caravana, así que ya que era pronto decidimos seguir nuestro camino hacia Mont Saint Michel, destino al que llegamos a las 21:15.

Os puedo asegurar que la llegada a Mont Saint Michel fue espectacular, así que he querido dejar este destino para la próxima semana, ya que pretendo dedicarle todo el articulo al que posiblemente haya sido no solo el más bello destino de los que hemos visitado en este viaje, si no de los que posiblemente he visitado en mi vida.

6 comentarios:

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Una buena reseña del viaje a la Bretaña francesa.

.-Sobre todo valor en tu artículo el esfuerzo que has hecho por recopilar todos los datos que das de los sitios que váis visitando. Seguro que cuando viajas vas con una libretilla tomando notas y cogiendo todos los datos que puedes y que crees que serán de interés para tus artículos.

.-Veré y leeré el artículo del Mont Saint-Michel.

.-Saludos y buena entrada en el año 2010.

Ignigo dijo...

Pues sí, me has pillado, la verdad es que desde hace muchos años tengo la costumbre de llevar siempre un pequeño diario de cada viaje en el que apunto los datos de interés.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Yo he perdido esa costumbre, que la tenía también.

.-La verdad es que entonces, con tantos datos del viaje de los que luego no te acordarías si no los apuntases, no serían posibles los artículos bien desarrollados, extensos y con datos objetivos.

.-Sí señor, una buena tarea periodística.

Luis dijo...

eh eh andybel que aqui el sufridor aguanta viento y marea para que nuestro Clark Kent triunfe..

Jeje..

Son buenos datos...

Ignigo dijo...

Hay esta el Luisma dando caña !!!!!!!

Andybel dijo...

.-LUIS: Ya me lo imagino. Es como si fuera una película; el Ignigo es el protagonista -que no digo que no tenga su mérito-, y tú y los demás estáis haciendo el trabajo en la sombra. Si no, todas esas fotos de los posts, las escenas de video, etc. donde sale nuestro Clark Kent, quién las hace entonces...?

.-Saludos y seguid así de vivos.