jueves, octubre 14, 2010

Mi Pendrive en la lavadora

Supongo que al leer el titulo del articulo que he escrito hoy, más o menos, ya os estaréis imaginado de que voy a hablaros.

A simple vista puede parecer una tontería, pero la verdad es que por lo que he leído en la red parece ser que lo que me ocurrió a mí el martes es algo bastante común.

Pues si, lo reconozco, el martes a la mañana tuve un descuido y sin darme cuenta metí en la lavadora unos pantalones que guardaban en uno de sus bolsillos uno de los pendrives USB que suelo utilizar para transportar algunos archivos.

Enseguida me dí cuenta del error que había cometido, pero ya no había posibilidad de arreglarlo, había que esperar a que la lavadora terminase su trabajo para poder comprobar si el pendrive seguía funcionando o si por desgracia los datos que contenía se habían perdido el todo.

Afortunadamente estos dispositivos de almacenamiento son resistentes a los rasguños (externos), al polvo, y en algunos casos al agua, así que no llegué a preocuparme demasiado.


Y así fue, una vez el pantalón había salido de la lavadora, saqué de su bolsillo el pendrive, lo sequé lo mejor que pude y lo deje tendido durante unas cuantas horas (unas 12) para que perdiese la mayor parte de humedad acumulada.

Para rematar la faena metí el pendrive en un baso lleno de arroz, un elemento bastante común en casa y que se encarga de absorber perfectamente la humedad restante, donde permaneció algo más de 24 horas.

Pasado este tiempo conecté el dispositivo en mi PC y comprobé que no solo funcionaba correctamente, si no que afortunadamente los datos que contenía seguían intactos y en perfecto estado.

Espero que no sufráis vosotros un descuido como este, pero que sepáis que si os pasa la solución no es demasiado complicada.

2 comentarios:

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Es verdad, el pendrive se ha convertido en algo tal usual y tan cotidiano, que puede quedarse en un bolsillo de camisa o pantalón como pasa a menudo con un billete de tren o autobús.

.-Me alegra mucho que siga funcionando y lo que más me ha sorprendido es lo resuelto y práctico que eres al resolver tus problemillas diarios.

.-Me apunto bien la solución: secar al aire todo el tiempo que se pueda y luego meterlo en un bote con arroz para que absorba la humedad restante. Claro, el arroz absorbe muchísima cantidad de agua.

.-Enhorabuena por la solución.

.-Saludos.

.:Copo & Patiboo:. dijo...

Me ha pasado lo mismo y ha funcinado