miércoles, marzo 30, 2011

Mis peleas con Tele2

Como ya sabeís me encuentro ahora mismo sin conexión a internet en casa debido a un problema técnico que estoy intentando solucionar lo antes posible y que os paso a relatar rapidamente:

Cuando regresé el lunes al mediodia a casa despues de pasar el fin de semana fuera me encontré con que no había conexión a intenet, teniendo en cuenta que si el router no funciona no hay linea de telefono, y que en mi casa hay muy poca cobertura en el movil, decidí dejarlo para más tarde y llamar desde la empresa, ya que si de por si la mayoria de las veces que se llama a Atención al Cliente la calidad del sonido deja bastante que desear, llamando desde un movil con poca cobertura no os lo quiero ni contar.

Llegué a la empresa y tuve que salir corriendo a realizar una grabación nada más entrar, trabajo que termine pasadas las 20:30 de la tarde, con lo que al final no pude hacer la correspondiente llamada a Tele2.

Así que al llegar a casa, me armé de valor y llamé desde el movil. El problema era la calidad de mi cobertura y de su sonido, pero bueno, teniendo en cuenta que la mayoría de las veces que había llamado a Tele2 por averias siempre me habían atendido bien y rápido decidí arriesgarme.

Me atendió un técnico con el que hicimos las comprobaciones oportunas, y me comunicó que parecía problema de la linea, así que quedamos en que pasaría el parte a Telefonica, es a quien pertenece en realidad la linea fisica, me confirmaba que en 24 horas estaria todo solucionado.

Ayer martes el técnico de Telefonica se paso por casa a las 14:00, hizo las comprobaciones y tanto él como yo llegamos a la misma conclusión (que es la que le habia comunicado yo al técnico por telefono la primera vez), la linea funcionaba bien pero el router parecía haber muerto. Me dijo que el pasaría el parte a Tele2 y que me llamarían para comunicarme una posible solución.

Pero a las 20:30, cuando casi se habian cumplido las 24 horas, seguía sin llamarme nadie al movil, así que opté por llamar yo.

Me atendió una sudamericana a la que le expuse mi problema, y muy amable me comunicó que podía ella misma gestionarme el envio de un nuevo Router, pero que tendría un coste de 26 euros, 20 por el aparato y 6 por los gatos de envio.

Yo no salía de mi asombro, ¿pagar?, asi que volví a exponerle el problema: vamos a ver, estoy pagando más de cuarenta euros al mes por el servicio de ADSL y telefono, si el Router no funciona no tengo servicio, pero me vais a seguir cobrando, asi que tendreis que darme un Router nuevo para que esto funcione.

Respuesta: tienes usted toda la razón, por eso le digo que puedo gestionarle el envio de un Router nuevo que tendrá un coste de 26 euros, 20 por el aparato y 6 por los gatos de envio.

Por tercera vez le vuelvo a comentar lo mismo, y muy amable me vuelve a responder: si, si, señor, si tiene toda la razón, por eso le digo que puedo gestionarle el envio de un Router nuevo que tendrá un coste de 26 euros, 20 por el aparato y 6 por los gatos de envio.

Vamos a ver le digo, ¿Esto que es una broma o que?, pasame con el departamento de raclamaciones, y entonces ella me dice que ella misma puede gestinarla, así que decido abrir una reclamación en la que expongo mi disconformidad, tengo un problema con la linea y no me dan ninguna solución.

Decido calmarme un poco, esperar cinco minutos y volver a llamar, pero en este caso en lugar de exponer mi caso les digo que tengo una raclamación abierta el dia anterior, les digo el número, y que quiero ver en que situación se encuentra, ya que me dijeron que estaria arreglada en 24 horas y el plazo esta a punto de cumplirse. Me dicen que la incidencia esta cerrada, a lo que respondo que no sé porque, ya que sigo sin tener linea, asi que me pasan con un técnico.

Consigo por fin que me atienda un Técnico en perfecto castellano, hacemos las pruebas correspondientes y me da la razón, lo que falla no es la linea, es el Router, asi que me toma los datos y me comunica que en menos de 72 horas tendré un Router WiFi nuevo en mi domicilio sin coste alguno, que preparé el viejo que se lo llevaran.

De verdad que las veces que había tenido algún problema con Tele2 me lo habian arreglado rapidamente y sin problemas, pero parece que desde que han sido absorvidos por Vodafone la cosa ya no funciona tan bien.

¡Ahora veremos cuanto tarda en llegar el Router Nuevo !!!!

2 comentarios:

Juanma dijo...

Por mi casa, entre modens y routers, han pasado (sin exagerar), unos 14 mas o menos. Ahora tengo un router conectado a la red y otro exactamente igual en su caja aun sin desprecintar, por si se me rompe el que tengo. Ayer me llamaro 5 veces de telefonica para decirme que me iban a enviar otro mas moderno para aprovechar mejor el ancho de banda, pues como ya llevo unos 12 años con ellos me suben no se cuantos megas mas...

No hay derecho a la propaganda que recibimos por parte de las compañias. Creo que el gobierno deberia de tomar cartas en el asunto. Si quieren hacer propaganda, que lo hagan por medio de la tv, radio, etc...pero nadie tiene por que entrar en mi casa sin mi permiso o es que...se supone que el que yo tenga telefono significa que cualquiera puede llamar???
Solo falta que me llamen del super de la esquina para que le haga las compras a ellos.
Esto se esta convirtiendo (desde hace mucho tiempo) en algo que no me gusta nada. Una competencia voraz donde el pez grande se come al chico. La ley del mas fuerte. Y si hace falta se modifica la ley para que esto siga siendo asi y los poderosos sean siempre los mismos.
Bueno, al final me sale la vena roja jeje, perdona, pero es que no me gusta nada de nada lo que hay!!!
Un saludo.

Ignigo dijo...

Tienes toda la razón en cuanto a las llamadas de publicidad.

Soy de los que pienso que deberian estar prohibidas.

Solo hoy he recibido dos llamadas de este tipo, una del 1004 (que todos sabemos que es telefonica) en la empresa y otra de Vodafone (número oculto) en mi movil privado.

Si quiero algo ya lo compraré, basta de agobiar al cliente.

Además, y con todos mis respetos a los sudamericanos, siempre es gente a la que no le entiendo la mitad de lo que me cuentan.